lunes, 11 de julio de 2016

Nos podemos juntar

Si un día tenés miedo, nos podemos juntar a hablar de cosas que no nos hagan pensar. Si vos querés, nos podemos ver después. Nos podemos cuidar y acompañar. No vamos a tener tiempo de sentirnos culpables por nada. Nos vamos a cantar canciones que sabemos de memoria y que se nos vienen a la mente por vernos ahí. No vas a estar tan triste. Si vos querés cerrar los ojos y dormir está bien (sé que estás cansado de tanto). No tengas más miedo, los fantasmas se fueron, cuando nos vieron.
Cuando la respiración no te de, cuando las piernas ya no te respondan y no quieran encontrar la salida. Yo a vos te aprecio así de frágil y así de fuerte. Como las cajas que dicen "frágil". Algunos días parecen odiarte, pero vos no les das la espalda. Sé que en el fondo los enfrentás aunque prefieras tirarte al piso y llorar desconsoladamente por dentro. No te derrumbás. Me gusta tu pelo y tu forma de caminar. Podría decir que sos diferente pero ahora lo diferente es lo normal y vos no sos normal. Vos sobrepasás esos estigmas. Vos pasás barreras de personas y situaciones como si nada. Vos estás hecho de un material que nadie conoce, ni siquiera vos. Tu paz está incrustada ahí y la repartís, porque vos sos así.
¿Me acompañás al cine? El cine es silencioso y oscuro y apaga los malos recuerdos. No sé hasta donde llega tu tristeza pero sí sé hasta donde llega la profundidad de tu mirada. Es que me atraviesa. Pero, persona, ¿quién sos vos?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario