lunes, 5 de diciembre de 2016

Trayecto incógnito

Claro que los sueños son sueños pero si parecen tan reales... Y se transforman en películas o cortos y se proyectan tan descaradamente sin ningun tipo de permiso, con ayuda del inconsciente. Tanta ficción real en una sola mente. En muchas mentes. Y después se borran, hacen lo que quieren con nosotros. Y nos hacen bien y nos hacen mal. Nos despiertan asustados y con ganas de más. Y así se van. Dejan lugar al siguiente. Más de uno. Algunos los anotan o se obligan a recordarlos, otros los olvidan sin importancia. Pero ellos con fuerza pícara se van de nuevo, y no vuelven.
Pero es que a los sueños no hay que tratar de retenerlos, cumplen su función por determinado tiempo. Están y no están. Ocupan espacios que cada uno genera y siempre tienen un por qué.
"Quién sos y por qué estás acá?"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario