domingo, 11 de octubre de 2015

Vení, mirá

¿Por qué no me entendés las miradas?
Mirame, que te estoy viendo.
Te estoy llamando con los ojos.
Te estoy sintiendo.
Mirame, que te estoy aclamando.
Necesito tu presencia (o tu mirada).
Mirame, no tengas miedo.
Solo intentá mirarme.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario