domingo, 17 de enero de 2016

Mitades y pedazos

A veces nos partimos en mitades. En serio, yo las vi. Mitades que luego se encuentran con más mitades. Mitades que nunca llegan a ser "uno", no forman "uno". Nadie piensa que deban tratar de formar algo cuando sencillamente ya lo son.
Esta inmensidad es tu inmensidad. Es un pedazo de tus pedazos.
Todo está bien si entendemos el espacio del otro y aceptamos sus mitades y los pedazos faltantes. Capaz no hay que tratar de llenarlos, capaz solo hay que acompañar ese vacío. Un supuesto vacío que está lleno de esas cosas que no ves.
Tus espacios, mis espacios.
Mis mitades, tus mitades.

4 comentarios: