domingo, 31 de enero de 2016

Vaivén

Igual es verdad que debería saber esperar, que debería ser más paciente y prestar más atención. Es verdad que siento mucho y respiro poco. Es verdad que estoy todo el tiempo pendiente de mis pensamientos y cómo tengo que actuar. Es verdad que estoy tensionada sin darme cuenta, no solo físicamente. Es verdad que algunas veces disfruto del viento y otras no me conformo. Es verdad que a veces me gustaría llamarme de otra manera porque no me gusta como queda mi letra cuando escribo mi nombre. Es verdad que un día me miro al espejo y me gustan mis piernas pero al otro deja de pasar. Que me gusta la soledad, que me gusta escuchar mis silencios pero que al rato necesito que vuelvan porque me ahogo en mí misma. Que me pongo vestidos y doy vueltas porque me gusta como se siente. Que digo cosas y después no cumplo conmigo y me siento culpable. Que no puedo lastimar a nadie, que no me gusta hacer daño porque siento y sé que el "perdón" no se siente sincero a los ojos de nadie y no se puede retroceder, pero que me siento re gila por lo mismo. Que me mareo y me desenredo. Que a veces me gusto y que a veces me desintegro. Igual es verdad que tan simple y tan compleja después.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario