lunes, 25 de enero de 2016

Natural

Hoy me dijo que me veía contenta. Me lo dijo como una afirmación. Me senté en la silla y esperé. Me preguntó cómo estaba y qué había hecho. Me limité a responder "con calor" y sentí una sonrisa en mi cara como de "vos sabés que tengo más cosas para decir".
¿Cuán bien estoy? ¿Qué es estar bien? Si respiro y tiemblo. Pero estoy tan consciente.
Nunca dejé de entender el alrededor. Pero ahora lo acepto y lo cambio. Lo entiendo. Aprendo a ser paciente, a aprender de a poco. A querer calmar. Ya no tengo la necesidad de escapar de las situaciones: las enfrento, se me hacen menos intensas.
Capaz le quise responder eso y muchas cosas más. Pero él me entendió y adivinó. Dio la orden de disminuir.
"Hace mucho tiempo estás bien" me dijo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario