martes, 8 de diciembre de 2015

Dos mentes

Te llevás el mundo de esa manera,
y no te lo quiero preguntar.
Si vos entendés
todo esto que me agobia,
vos entendés las cosas que
no se entienden.
La persona que no tiene
y te entiende
y te ve
y te dibuja
y te sueña.
Porque ¿quienes somos?,
¿cómo es que somos todo esto
si no somos?
Qué despacio caminás.
Me gustás y me hablás y
me decís cosas tan normales
y tan distintas a las palabras.
Yo te vi en esta cabeza,
te vi pensando y caminando
por el roce de las extremidades.
Estabas haciendo esas cosas que los humanos hacen,
nadie entiende nada
y todos hacen todo.
Te estoy diciendo que no sé,
porque sos vos y
vos no estás acá.
Te vas y no estás
porque no estuviste.
Yo no te conozco y te tengo,
si sos un sueño, sos este sueño.
Dejá de pensarme y pensarte
y acostarte y mirarme.
Tu mirada me desnuda
y me nombra.
Y me llama y me despierta.
El contorno,
las pieles,
hay un solo contorno.
Lo formamos con dos cuerpos
y dos almas y dos mentes.
Dos mentes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario