domingo, 6 de diciembre de 2015

Circular

Dejé la ventana abierta porque este espacio se llenó
de cosas llenas de nada y no me gustó.
A mi me llena tu realidad (que no la entendés).
Me gustan las cosas que parecen raras
pero que se las lleva el viento y no ves.
Las miradas que no están perdidas,
se incrustan tanto en lo que sí ves.
Porque querés buscar la justicia,
y solo ves tanta malicia.
Nadie la encuentra y te callás.
Te callás y no brillás.
Dejá de dolerte, Cecilia, dejá de llorar.
Si querés cambiar el mundo te tenés que levantar.
Vos sabés despertar
y sabés que te podés levantar.
Vos conocés tu amor,
esparcí el amor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario