viernes, 25 de diciembre de 2015

No tan vacía

Podría desaparecer, pero mejor me quedo afrontando acá. Si tengo que sentir, voy a sentir. Si tengo que llorar, está bien. No sé de donde salen todos estos pensamientos. Una sintonía distinta. La siento. Quería salir y yo me opuse. Algo me da miedo. Soy yo. ¿Qué tanto miedo me van a dar las preguntas? Si en realidad las quiero responder.
Los atardeceres, las miradas profundas. Tal vez no esté tan vacía como me convencí. Estoy disfrutando, a veces en silencio y a veces a los gritos. Me gusta amar. Me gustan las caras y los pies. Son un detalle de muchas cosas.
¿Te gusta tu cuerpo? ¿Te gusta como te parás frente a los demás? ¿Y tus ganas? Y las desgracias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario