jueves, 3 de diciembre de 2015

Ansiedad

No me parece que esté bien decir que ahora se hacen los que tienen mambos, depresión, ansiedad. Capaz en algunos casos sea así, pero también es verdad que cada vez se dice más. Cada vez les contás a más personas porque pensás que te vas a sentir comprendido.
Cuando lo contás como si estuvieras contando algo ajeno o como si estuvieras contando un cuento, te miran con cara de “aaaah, ¿y?” y te dan ganas de volver para atrás y y no haberle contado nada. Porque: o tiene la mente re cuadradita, o porque realmente no tiene idea de qué estás hablando, o porque no le interesa. O también puede pasar que te miren con lástima, como si estuvieses contando lo peor que escucharon en sus vidas. Ah, pero no me sirve nada. Y no, capaz no. Es que sí, realmente es una sensación de mierda, es una sensación que está todo el tiempo (aunque esté controlada). ¿Realmente querés jurar ansiedad? Vení, tomá, te juro que te la regalo. ¿Querés jurar mambos y tambler? Uh sí, re interesante sos.
Aunque vuelvo a decir, no está bueno que vayan por la vida diciendo "ay sí, todos juran ansiedad y depresión ahora". No. Se dice mucho más y también hay muchos más casos y es más común. Cada vez nos cuestionamos más las cosas, cada vez estamos más estresados, no nos da la mente y eso lleva a que no nos de el cuerpo.
"Ah pero si solo estudiás, ¿de qué vas a estar cansada?" De pensar constantemente estoy cansada, de sentir que no puedo más, me va a explotar la cabeza. Basta de decir eso, aunque sea con la mejor. Lo que pasa es que al sentirme así postergo el estudiar, y postergo lo que tengo ganas de hacer, y al final termino no haciendo nada. Y cuando logré postergar los pensamientos y logré estudiar, voy a dar el examen y tengo que lidiar con la somatización, la ansiedad, el dolor de cabeza que me creó el pensar tanto y esta ansiedad enorme. Así que no me digas tan asombradx que cómo voy a estar cansada.
También el paso del tiempo depende mucho. Cuando no quiero que llegue un momento, pareciera que el reloj está corriendo a más no poder y el cuerpo me pide por favor. Y cuando necesito que llegue determinada hora, pareciera que el reloj se estancó ahí.
Y hay días en los que estoy mejor, y me re quiero y hay días en los que me odio y no me soporto más. Hay días en los que tengo muchas ganas de hacer cosas, y hay días en los que solo necesito descansar.
Es fundamental rodearte de personas que te entiendan y te ayuden. Aparte te vas a sentir mejor y rodeadx de amor.

Teneme paciencia.

En fin, hay veces que todo esto lo hablo conmigo misma y hay veces que necesito escribirlo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario