miércoles, 23 de diciembre de 2015

Posponer

Aturdida en una paz que cada tanto no se presenta. Escribo porque tengo un espacio lleno de letras que no salen. No le escribo ni a un amor, ni a una persona. No le escribo al dolor, ni a la lluvia. Me escribo a mi. Me escribo para acordarme de estas sensaciones. Ni siquiera es dolor, no es dolor. Son vueltas de tuerca, son muchas salidas.
Después cuando pasan muchos días, la sensación de este sentir se va diluyendo, desaparece. Y en realidad lo que quiero es volver a revivirlo porque para sacarlo tengo que hacer esto. Tengo que pasar por lo que sentí (?) Tal vez.
Tal vez rechazo escribir porque me hace pensar, y pensar me hace mal, ahora me hace mal. Me hace revolver, y lo que hago es dejar las cosas abajo de la alfombra. No me canso de dejar las cosas abajo de la alfombra. No las resuelvo, me harta resolver. Me desgasta tenerle miedo a las responsabilidades y me cansa y me duele. Necesito dejar. Las dejo ahí. Perdón, ahora no puedo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario